Eva Sánchez, de 2º de ESO, finalista del XI certamen de narración deportiva

XI    CERTAMEN   DE   NARRACIÓN    DEPORTIVA

      23 de febrero, 2019

 Eva Sánchez Gómez , de 2º de la ESO, resultó finalista en el Certamen de Narración Deportiva convocado por el Servicio de Deportes de la Diputación de Palencia Servicio de Deportes, Ocio y Tiempo Libre.

Se presentaron 1.473 trabajos.  El premio ha sido material deportivo y un viaje a Madrid para presenciar un partido de baloncesto del Real Madrid y realizar una visita lúdico-cultural (sin especificar aún).

Se ha valorado la calidad literaria de la narración, presentación y originalidad de la narración.

La entrega de premios tuvo lugar el 23 de febrero, en el salón de actos del Centro Cultural Provincial.

Este es su relato.

 

SHOPIE  Y  SELENE

Dos jugadoras entran en la sala en la que van a ser entrevistadas, mientras un grupo

de periodistas ansiosos avanzan torpemente hacia su sitio. Las jugadoras entrevistadas suben

al atril para que comience la entrevista. Varios segundos después, un pelotón de manos se al-

za firmemente hacia arriba.

Selene, una de las hermanas, responde con calma:

- Aguarden, aguarden, responderemos todas las preguntas necesarias… No pudo ter-

minar la frase cuando su gemela, con los ojos brillante, señala a un periodista que se sienta en

última fila.

- Señoritas, señoritas, ¿podrían decirme a qué edad empezaron con el atletismo?

- Bueno, se podría decir que a los ocho años.

Shopie señala a otro periodista.

- Chicas, se rumorean cosas sobre algo que ocurrió para que lograrais llegar donde es-

táis ahora, ¿nos lo podríais confirmar?-, concluyó con una sonrisa.

- ¿Ya estáis con esto otra vez ? Lo habremos contado mil veces por entrevista, bostezó

descaradamente Selene.

Shopie lanzó una mirada asesina a su hermana, mientras decía con una sonrisa un tan-

to falsa:

- Pero no pasa nada, ¿ verdad Selene?,¿ lo podemos contar otra vez ?

Mientras la mira, dice sin dudar:

- Sí, sí. Cuando éramos pequeñas, – comenzó Shopie- a Selene se le daban los depor-

tes mejor que a mí, yo era muy torpe. Nuestros padres eran muy competitivos y hacían más ca-

so a Selene que a mí.

- Un día, continuó Selene, Shopie cansada de que yo la ganara en todo, pidió un de-

seo a una estrella fugaz. Sé que no os creeréis lo que viene a continuación, pero es todo ver-

dad,rio Selene.

A la mañana siguiente,desperté en el cuerpo de mi hermana, miré su teléfono y Clau-

dia, nuestra amiga, me dijo: “ Ven ya, la carrera va a empezar”.

- Me vestí lo más rápido posible y fui a la carrera-.Acabó Shopie.

 

Selene mira a Shopie mientras los espectadores esperan el ansioso final. De repen-

te, el móvil de Selene empezó a vibrar. Dentro de cinco minutos tenían una carrera.

- Bueno – dijo Shopie-, un placer estar con vosotros.

- Pero no nos habéis contado el final, dijo un periodista compungido.

- Ya seguiremos otro día, contestó Selene con una sonrisa fugaz.

Dicho eso, las jugadoras salieron de la sala dejando a los periodistas confusos.

 

Eva Sánchez Gómez

2º  ESO  B