Los escritores Fernando Lalana y Raúl Vacas, en el Victorio Macho.

Fernando  Lalana y su libro 13 perros.

El pasado 15  de febrero, Fernando Lalana, el escritor de 13 Perros, vino hasta nuestro instituto para dar una charla a los alumnos de 3º ESO sobre su libro. Es un buen lector que se inspira en los libros que lee. Ha escrito más de cien novelas.

 

Además de escritor, está relacionado con el mundo del teatro. Es capaz de redactar la trama de uno de sus libros en quince minutos, pero, su forma de escribirlo es muy personal. No sigue ningún horario estricto, escribe cuando le apetece y la temática de sus libros es variada, pero es frecuente la de intriga y exceptúa la fantasía. Para él, los libros juveniles tienen que ser aquellos que encaminen al lector hacia las lecturas de adultos, hacia el futuro y piensa que los libros de fantasía no aportan nada.

También nos contó cuándo decidió ser escritor de forma profesional, lo que nos sorprendió a todos, ya que nos dio una fecha exacta y  hasta casi la hora. Al final de la charla, firmó los ejemplares de 13 Perros a aquellos alumnos que quisieron.

En mi opinión, es un buen escritor; sin embargo, le faltó comunicar la pasión por  su trabajo. (Raquel Rupérez, 3º ESO A)

 

Raúl Vacas y su libro de poesía Esto y ESO.

 

Raúl Vacas, un poeta contemporáneo muy peculiar, vino a visitarnos el 16 de febrero. En su charla nos habló de la poesía, el significado de las palabras y cómo ambos se están perdiendo con el tiempo. Añadiendo su toque de humor, trató de ejemplificar la pérdida de la forma de escribir y de vivir de antes y cómo eso se traduce en nuestra vida actualmente. Fue muy interesante escucharle, todo estaba muy bien preparado y al salir de allí, sentí que, además de habernos dado su tiempo, Raúl había compartido con nosotros algo más: su forma de ver la vida y, en otras palabras, parte de su esencia.  (Marina Calle, 4º ESO C)

 

El encuentro con Raúl Vacas no fue lo esperado. Tenía la errónea idea de que iba a ser una aburrida y repetitiva charla sobre poesía. Pero, para mi sorpresa, fue todo lo contrario. El poeta, o narrador en este caso, se tomó esta conferencia con gran sentido del humor. Compartió con nosotros sus propias experiencias y las diferentes formas de transmitir la esencia de la poesía en nuestra vida diaria. (Olga Bravo, 4º ESO C)